¿Qué es la muerte súbita de un bebé?

La muerte súbita del lactante es la muerte repentina e inesperada de un bebé sano, en la gran mayoría de los casos, antes de cumplir el año de vida. Asimismo, es un trastorno que generalmente sucede por la noche, mientras el bebé duerme.

A pesar de no tener causa aparente, la muerte súbita de un bebé puede estar causada por anomalías a nivel cerebral (asociadas a los bebés prematuros) que afectan al centro respiratorio o al control de la presión arterial, anomalías anatómicas en el bulbo cerebral que afectan al buen funcionamiento cardíaco, o por la imposibilidad de defenderse en caso de sufrir un accidente como quedar atrapado entre la sábanas.

Otros factores que pueden incrementar las posibilidades de que un bebé sufra una muerte súbita son:

Dormir boca abajo; ya que está más expuesto a recalentarse más rápido, a tener pausas respiratorias y a inhalar el aire ya exhalado.

- El exceso de calor por encontrarse en un espacio cerrado y caluroso o demasiado abrigado. 

Dormir sobre un colchón, una almohada o mantas blandas, que pueden provocar que el bebé se hunda.

- Ser hijo de madre fumadora o menor de 20 años.

- Tener antecedentes de muerte súbita en hermanos

Ser varón; ya que los varones tienen un 50% más de posibilidades de sufrir una muerte súbita que una niña.

Si queremos reducir las posibilidades de que nuestro bebé sufra una muerte súbita debemos acostarlo de una manera adecuada y en un ambiente seguro.