Inicio

Coahuila.-La historia del mexicano que inventó los ‘nachos’

COAHUILA.- Agosto 15 del 2019.-(Google e Infobae).-El 15 de agosto de 1895 nació Ignacio Anaya García, quien pasaría a la historia como el inventor del popular platillo botanero: los nachos.

Anaya García vivió en Piedras Negras, Coahuila, con su esposa María Antonieta Salinas durante 18 años. En plena Segunda Guerra Mundial, laboraba como jefe de camareros en el Club Victoria, un popular restaurante en la ciudad fronteriza.

Un día, llegó al restaurante un grupo de mujeres estadounidenses, quienes eran esposas de soldados que trabajaban en la Basé Aérea Eagle Pass, y pidieron algo para comer como refrigerio.

Como en ese momento no se encontraba el chef, Anaya García improvisó al derretir queso Wisconsin rallado para posteriormente esparcirlo sobre totopos y rodajas de chile jalapeño, platillo que llamó “Nachos especiales”.

El invento tuvo tanto éxito que se integró al menú del Club Victoria y comenzaron a aparecer en demás establecimientos de comida de Piedras Negras. En 1949 se tiene el reporte de un libro de cocina de Estados Unidos que incluía la receta de la botana.

La fama y reconocimiento de Anaya García fue tal que abrió su propio restaurante, “Nachos”, en 1960. Fallecería en 1975 a los 80 años, y jamás patentó su invento.

"Es solo un refrigerio para mantener a mis clientes felices y bien alimentados", llegó a comentar, "es como cualquier otro plato de la frontera".

La producción en masa de los nachos se generaría tras la venta de estos en el estadio Arlington en Texas, un año después de la muerte de su inventor. Rápidamente comenzaron a venderse más que las populares palomitas de maíz.

Piedras Negras honra al platillo y a su inventor cada octubre, al realizar el Festival Internacional del Nacho. También en la ciudad hay una estatua y una placa conmemorativa en honor a Anaya García.

Google honró el 124 aniversario del natalicio de Anaya García con un “Doodle” diseñado por el también mexicano Alfonso de Anda.

De Anda comenta que diseñó el Doodle “imaginando a Ignacio haciendo su primer plato de nachos mientras comunica implícitamente una sensación de diversión”.

Además, externó su deseo de que la gente tenga un “antojo instantáneo” del platillo al ver el diseño.