Tener hijos: una elección no una obligación

Leemos a diario miles de noticias sobre las mujeres y la maternidad, sobre cómo se posiciona ante esta aventura en la que se embarca, sobre las situaciones a las que tiene que hacer frente en su día a día, entre ellas la dichosa conciliación, pero poco se habla aún de aquellas otras mujeres que por decisión propia u obligada han decidido no tener hijos. ¿Quién las escucha? ¿Quién les pone voz? María Fernández-Miranda es periodista y autora del libro No Madres Plaza y Janes), con el que ha querido poner la primera piedra en esta lucha que muchas mujeres tienen contra los tópicos, contra la idea de que tener hijos es un deber o una obligación. Puede que en la época de nuestras abuelas si lo fuese, pero hoy, menos mal, es una opción. “No madres es un libro que pretende dar voz a las mujeres sin hijos, así como romper los tópicos que suelen ir asociados a esta condición (cuando no tienes hijos a menudo escuchas frases como “eres una egoísta”, “no estás completa” o “cuando seas mayor te vas a arrepentir”)

. No es un libro en contra de la maternidad, sino a favor de la libertad de elección. Se dirige, sobre todo, a las mujeres que no tienen hijos (ya seaporque no pueden o porque no quieren) y se sienten solas o juzgadas por ello, aunque me gustaría que en el debate entrasen todas, madres y no-madres. El libro consta de tres partes: en la primera cuento mi experiencia de no-maternidad, en la segunda entrevisto a mujeres que tienen vidas plenas y no son madres por diferentes motivos (las actrices Maribel Verdú y Carmen Ruiz, la galerista Soledad Lorenzo, la periodista Mamen Mendizábal, la editora Inka Martí, la escritora Rosa Montero, la modelo Almudena Fernández, la cantante Alaska, la filántropa Sandra Ibarra y la presentadora Paula Vázquez) en la tercera recuerdo a mujeres de otras épocas que dejaron huella a pesar de no haber tenido descendencia, desde la escritora Virginia Woolf a la periodista Oriana Fallaci o la diseñadora de moda Coco Chanel, entre otras", cuenta la periodista.

 Ella sabe muy bien de lo que habla: María Fernández-Miranda se sometió a siete fecundaciones in vitro sin éxito, un proceso largo y duro del que saca una lección: "Aprendí que, por mucho que te esfuerces, hay cosas que no dependen de ti y debes dejarlas pasar". Y, desde su propia viviencia, extrae un mensaje esperanzador para aquellas chicas que estén pasando por su misma situación: "Yo les diría que se marquen un límite. Hoy en día nos dicen que todo es posible: si no puedes de forma natural, hazte una inseminación artificial, y si no una fecundación in vitro, y si eso no funciona recurre a la ovodonación, y si sigues sin conseguirlo prueba la gestación subrogada… ¿Y qué tal si nos planteamos que quizá no puede ser, y que la vida sin hijos también tiene muchísimas ventajas? ¿Por qué nadie nos habla de esa alternativa?".