Revista Femenina

El pelo mojado en la almohada, mala idea

CIUDAD DE MÉXICO.- (El Universal).— Después de un día pesado queremos relajarnos, y la mejor opción puede ser tomar una ducha para luego ir a la cama y descansar, pero al hacer esto hay algunos puntos que debes considerar.

Aunque bañarse por las noches puede ser el mejor plan, es necesario saber que esto puede traer consecuencias negativas para el pelo, ya que el cuero cabelludo es una parte muy sensible que puede verse afectada por cualquier cambio.

Una de las consecuencias más visibles es la aparición de caspa. Cuando el cabello húmedo entra en contacto con una almohada se pueden desarrollar hongos y bacterias. El hongo más común es el Malassezia, el cual provoca dermatitis en el cuero cabelludo o caspa.

Además, el pelo mojado tiende a ser más débil y si no lo secas adecuadamente, al momento de ir a dormir y mover tu cabeza por la noche, puede romperse con facilidad. El pelo también se vuelve débil si sueles trenzarlo o hacer una coleta sin antes haberlo secado.

En otras ocasiones, este mal hábito puede volver grasoso el pelo, esto se debe a que al tener el pelo húmedo por mucho tiempo, las glándulas sebáceas del cuero cabelludo experimentan cambios, los cuales provocan un desbalance en el PH, lo que ocasiona el aumento de producción de grasa en el cuero cabelludo.

Otra consecuencia puede ser un cabello opaco, pues cuando la almohada absorbe el agua, también retiene los aceites naturales, los cuales tienen la función de darle brillo al pelo por lo que además de opaca, el cabello estará deshidratado.

Alternativas

Si no puede secar el pelo antes de ir a dormir, lo mejor es aplicar un poco de aceite de coco mientras está mojado, pues reduce la cantidad de agua que es absorbida por el cuero cabelludo. También se recomienda usar una almohada de seda, ya que al ser más suave retiene menor cantidad de agua y evita la producción de bacterias y hongos.