Solo Para Mujeres

Snacks saludables que sí puedes comer antes de dormir

Siempre se nos ha dicho que la cena debería de ser la comida más ligera del día, pues además de que así evitaremos subir de peso, reducimos las posibilidades de sufrir la hinchazón y pesadez ocasionadas por la mala digestión (al consumir alimentos muy pesados el cuerpo tarda más en procesarlos) y obtenemos un mejor descanso.

No obstante, la hora en la que consumimos estos alimentos también tiene mucho que ver y los especialistas recomiendan cenar por lo menos dos horas antes de irte a descansar.

Ahora bien, ¿cuáles son los alimentos más recomendados para la cena? A continuación te los enlistamos.

Palomitas naturales

Si bien esta no es una cena, no está de más conocer que puedes comer palomitas naturales por las noches sin sufrir las consecuencias por las mañanas, pues además de contener pocas calorías, son excelentes para evitar el estreñimiento, reducen los niveles de azúcar en la sangre, ayudan a reducir el colesterol y como plus, podemos incluso mencionar que previenen el envejecimiento.

Pescado

Además de ayudarte a cuidar la figura, gracias a su bajo contenido calórico y gran aporte proteico, el pescado contiene vitaminas A, D y E, y minerales como el yodo, calcio, fósforo y selenio. Además, al contener también Omega 3, se recomienda para prevenir enfermedades cardiovasculares, diversos tipos de cáncer, enfermedades inflamatorias, pulmonares y de la piel.

Miel

Tampoco es una cena, pero no dudes en endulzar tus tés con miel por la noche, especialmente el de manzanilla para relajarte y obtener un mejor descanso, pues entre sus beneficios encontramos que es muy buena para metabolizar los alimentos, alivia la tos y el dolor de garganta, es antiinflamatoria y contiene muchísimos antioxidantes.

Pavo

Si bien podemos encontrarlo en su versión como ‘carne fresca’ y en embutido, este último se recomienda consumir únicamente de forma esporádica, pues está adicionado con químicos y muchísima sal. Ahora bien, entre los beneficios del pavo destacamos que contiene proteínas y aminoácidos, ácido fólico, agua y vitaminas y minerales como niacina, vitamina B6 y B12, magnesio, zinc, potasio, fósforo y selenio.

Garbanzos

Por último, te recomendamos incluir también los garbanzos dentro de tu dieta nocturna, pues además de ser fuente de proteínas vegetales, tienen un alto contenido de fibra, disminuyen el colesterol malo y son ricos en vitaminas (B1, B2, B9, C, E y K) y minerales (calcio, zinc, magnesio, hierro, potasio y fósforo