¿Es cierto que el tiempo lo cura todo? Por desgracia, NO

Cuántas veces has escuchado o te han dicho que el tiempo lo cura todo? ‘Hay que darle tiempo al tiempo’, ‘Con el tiempo todo se arregla’, ‘El tiempo lo mejora todo’... Si bien existen situaciones las cuales no podemos solucionar de inmediato, tampoco podemos dejarlo todo a manos del azar y postergar las cosas porque puede desaparecer esa oportunidad.

Pero, ¿qué tan ciertas son estas afirmaciones? A continuación podrás descubrirlo en este artículo donde te diremos si de verdad el tiempo puede aliviar todos nuestros males.

El tiempo NO es una cura

Comenzamos de inmediato derribando el mito de que el tiempo lo cura todo, queridos lectores, el tiempo no es un remedio que puedes tomar para aliviar tus penas o una solución que resolverá todos tus conflictos. Si bien hay que dejar un momento para poder superar un duelo (refiriéndonos al dolor por haber atravesado un trauma o una situación difícil), no podrás lograr una mejoría si no tomas cartas en el asunto. Por lo tanto, si dejas que los días, las semanas o los meses se acumulen, estos pueden jugar en tu contra en lugar de ser un aliado para tu sanación.

Lo mejor en estos casos es enfrentar tus problemas, asumir las consecuencias que sean necesarias y mirar siempre al frente, porque el tiempo nunca se detiene ni vuelve atrás, sino que va hacia adelante. Así que, si quieres hacer a tu tiempo tu ayudante, sigue su ejemplo y sigue avanzando en lugar de quedarte estancada.

Hay que controlar el tiempo

¿Qué tanto hay que dejar pasar el tiempo y qué tanto es nuestra responsabilidad tomar acciones? Todo depende de nuestras emociones y la capacidad de resolver los conflictos. Una vez que hayas podido desahogarte es momento de que te preguntes ‘¿qué debo hacer ahora para seguir?’ Y, a partir de ahí, crear un plan sencillo de pequeños objetivos que puedas cumplir poco a poco, hasta que veas que tu situación haya mejorado. Míralo como un plan de desarrollo a ejecutar en un futuro próximo.