Puedes dejar de sentirte tan solo: útiles estrategias contra la soledad

La soledad aprieta y te da la sensación de que puede llegar a ahogarte. Cada vez más personas viven solas y de entre todas ellas, algunas se sienten solas y otras no. Porque la soledad, al fin y al cabo, es una cuestión de perspectiva. Porque la soledad puede convertirse en una de tus mejores amigas si la despojas de su carga negativa. Como sea, hay un problema cuando te sientes solo, ya que ese sentimiento de soledad va destruyendo tu felicidad, tu autoestima y tu calidad de vida. Así que en Diario Femenino estamos buscando estrategias útiles para dejar de sentirte tan solo.

La perspectiva de la soledad

Es cierto que la soledad es positiva o negativa dependiendo de la perspectiva con que la mires. Es cierto también que la soledad puede ser tu enemiga ahogándote en la tristeza, en la desesperanza y en una baja autoestima. O puede ser esa amiga que te enseñe lo que es la verdadera libertad en la vida.

Estar solo es algo neutro, no tiene carga positiva ni negativa, así que vamos a procurar darle un toque positivo. Puedes entonces interpretar tu soledad como algo que te provoca sufrimiento, como un obstáculo más en la vida o incluso como un castigo divino o del destino.

Pero también puedes interpretar tu soledad como una oportunidad para descubrirte a ti mismo, para conocerte mejor, para aceptarte tal y como eres, para aprender a disfrutar de ti y de tu propia compañía. ¿Y qué te gusta hacer? ¿Con qué disfrutas? ¿Qué te apasiona? Al fin y al cabo, la soledad es un ejercicio básico de crecimiento personal.

El gran lado positivo de la soledad

Es evidente que la soledad se puede ver de forma positiva. Puedes elegir el destino de tus vacaciones con total libertad, siguiendo tus deseos o incluso tus impulsos sin negociar con nadie. ¿Alguna vez has disfrutado de las discusiones de pareja, por ejemplo? ¿Y de los malentendidos en casa? Tu casa se convierte en tu refugio y tú en tu mejor aliado.