Nacionales

Yucatán, primer lugar nacional en casos de piedras en los riñones

YUCATÁN.-Octubre 21 del 2019.-(Por Ángel Noh Estrada).-Si fuera un cuento de sucesos ficticios seguramente causaría mucha aflicción, aun tratándose de algo imaginario.

Sin embargo, no es así. Es una realidad avasalladora: Yucatán ocupa el primer lugar nacional en litiasis renal, formación de piedras en las vías urinarias. Se calcula que al menos el 10 por ciento de la población yucateca padece de esa afección, que no solo afecta la calidad de vida del paciente sino que, en casos extremos, puede llegar a truncar la etapa productiva de una persona.

Más grave aún es que se han encontrado piedras en población infantil yucateca, incluso en niños de tres años de edad.

Y, contra lo que se pensaba hasta hace poco tiempo, el agua no es la principal causa de esas formaciones en el riñón. Recientes hallazgos confirman la influencia de factores como los hábitos alimenticios, la falta de actividad física y la genética, entre otros.

En Yucatán, el proyecto Tuunich ha encontrado una estrecha relación del padecimiento con la herencia maya, lo mismo que con otros elementos.

“La litiasis renal es una de las enfermedades más prevalentes en Yucatán. Es un verdadero problema de salud pública”, afirma Juan Pablo Flores Tapia, urólogo del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (Hraepy) y coordinador del proyecto Tuunich (piedra en maya), que reúne a un grupo de especialistas en el diagnóstico, tratamiento, educación e investigación sobre piedras que se forman en los riñones.

Según estimaciones públicas, unos 200,000 yucatecos padecen de litiasis renal y la cifra va en aumento.

El doctor Flores Tapia explica que en el caso del Hospital Regional de Alta Especialidad, la principal causa de que ya no les funcionen los riñones a muchos pacientes son las piedras.

La esencia de Tuunich

Dentro de este escenario el proyecto Tuunich desempeña un papel importante. Es una asociación sin fines de lucro que dio sus primeros pasos por iniciativa de un grupo de urólogos del Hraepy, a quienes se sumaron después otros especialistas.

El espíritu del proyecto, ante la elevada cantidad de pacientes con litiasis en el Hospital Regional de Alta Especialidad, era primero identificar las causas del fenómeno, investigar sobre ellas y proporcionar un mejor tratamiento. Se financian con recursos propios y con donaciones y cuentan también con el apoyo de grupos externos. Han realizado trabajos de diagnóstico, detección y tratamiento en el interior del Estado con ayuda de profesionales de la Universidad Estatal de Michigan (MSU por sus siglas en inglés), en Estados Unidos.

Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, se reunió con parte de este grupo de expertos para conocer detalles de su trabajo, que ya rinde frutos. En el encuentro participaron el doctor Flores Tapia y sus colegas urólogos Emmanuel Torre Horta, quien coordina el proyecto fuera del área hospitalaria, y Mario Basulto Martínez, adscrito al área de urología del Hraepy, así como las doctoras investigadoras en genética Martha Menjívar Iraheta y Bárbara Peña, ambas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El proyecto tuvo su origen en la observancia del alto número de pacientes que acuden al Hraepy por alteraciones en los riñones, principalmente a consecuencia de las piedras. Entonces surgió el interés por investigar más sobre este fenómeno y ayudar a paliar su incidencia y sus efectos en la población. Y se adoptó la prevención como eje importante de la estrategia.

“Yo tengo un paciente hoy y le puedo quitar la piedra, pero por estadísticas sabemos que si no se hace nada más, en cinco o diez años estará condenado a la recurrencia”, subraya el doctor Torre Horta.

“En esto entran las medidas preventivas”.

“Tomamos las medidas preventivas conociendo la química de la orina del paciente a fin de saber cuál es su alteración metabólica, para definir cómo corregirla, suplantarla o tratarla. Todas las alteraciones de la orina son susceptibles de tratamiento”.

El proyecto Tuunich ha saltado al plano internacional. Entre sus más recientes interacciones con instituciones mundiales estuvo su visita, hace varias semanas, a la Universidad Estatal de Michigan con motivo de la celebración del Consorcio de Educación e Investigación de las Américas. Una delegación representada por los urólogos Flores Tapia y Torre Horta tuvo la oportunidad de compartir e intercambiar experiencias con investigadores de talla internacional, con el firme objetivo de tejer alianzas de colaboración a favor de la salud de los yucatecos.

Uno de los resultados de esas alianzas se concretó a principios de agosto pasado. En colaboración con la Universidad de Michigan, la Universidad Tecnológica del Sur y el Ayuntamiento de Peto, Tuunich realizó por primera vez en Yucatán más de 700 entrevistas que abarcaron los aspectos médico, de nutrición y de estilo de vida entre familias de comunidades sureñas. También practicó más de 400 ultrasonidos renales, todo con el objetivo de detectar a personas con piedras en los riñones y de identificar los factores de riesgo que se asocian a su desarrollo en la población yucateca.

En esos trabajos se confirmó que también niños padecen de cálculos renales. Esto refuerza la versión, respaldada con evidencias científicas, de que la genética también influye en el fenómeno, al igual que otros factores como la alimentación y el medio ambiente, no solo agua como se creía en un principio.