Deportes

El mexicano Julio Urías trabaja para estar de inicialista

/Agencias  /.-Julio 12 del 2020.-En la loca carrera de 60 juegos que será la temporada 2020 de Grandes Ligas, el mexicano Julio Urías espera que los Dodgers de los Ángeles por fin le quiten las llantitas de entrenamiento y lo dejen rodar como un pitcher titular de la rotación abridora.

En un camino complejo que inició en 2016, el zurdo sinaloense ha sorteado múltiples cirugías de ojos y hombro, junto a una suspensión de 20 encuentros que recibió el año pasado por violencia doméstica.

A sus 23 años, Urías anhela la consolidación en MLB, a pesar de la campaña atípica por Covid-19.

“Me siento comprometido a ser parte importante de este equipo. En los Dodgers hay una responsabilidad enorme cada que entras al campo ya sea abriendo, relevando o cerrando”, dijo el mexicano.

Estoy preparado para esto, quiero ayudar al equipo y ser parte de la rotación”, declaró Julio Urías.

A pesar de la desvinculación del japonés Kenta Maeda, del surcoreano Hyun-jin Ryu, la ausencia de David Price, los Dodgers tendrán en su pitcheo su principal fortaleza, en la que el mexicano está contemplado por detrás de Walker Buelher y el futuro Salón de la Fama, Clayton Kershaw.

Durante la campaña de 2019, 28 de los 37 juegos en los que participó, el sinaloense actuó como relevista, por lo que en estos días se encuentra en el proceso de mudarse a una posición principal en la novena angelina.

“El año pasado estuve pitchando de lado como un relevista, pero ahora estoy empezando a trabajar de frente como un pitcher inicialista. Estoy confiado en hacer un buen trabajo para ayudar al equipo a ganar”.

Se sabe que el manager de los Dodgers, Dave Roberts, mueve lanzadores dentro y fuera de la rotación para administrar innings y hacer uso de la profundidad, pero las entradas no necesitan ser administradas con un calendario de dos meses. Si Urías domina, seguramente se quedará en la rotación.