De todo y para todos

¿El aceite de oliva pierde sus propiedades si se fríe?

(Por La Verdad).-El aceite de oliva se recomienda para prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares, puesto que reduce los niveles de colesterol malo (LDL) y aumenta los del colesterol bueno (HDL); mejorar la circulación sanguínea, proteger de enfermedades gastrointestinales, combatir el estreñimiento, entre otros beneficios más, sin embargo, ¿qué pasa cuando se utiliza para freír? ¿Pierde sus propiedades? 

De acuerdo con la responsable de salud y nutrición de Nestlé España, Anabel Aragón, no es que pierda sus propiedades, pero definitivamente un alimento frito es mucho más calórico y perjudicial que uno en estado natural o hervido, sin embargo, puntualiza que es mucho mejor freír los alimentos con aceite de oliva que con cualquier otro aceite vegetal.

Según la experta, el aceite de oliva es más estable en altas temperaturas, a comparación con otros tipos de aceites, y puede utilizarse una mayor cantidad de veces debido a su alto contenido de antioxidantes.

Además, se necesita menor cantidad para freír los alimentos, puesto que ‘crece’ al calentarse, y lo mejor de todo es que forma una costra en ellos, lo cual no sólo los hace más crujientes y sabrosos, sino que evita que absorban demasiada grasa y ayuda a que conserven su valor nutritivo.

Ahora bien, ¿todos los aceites de oliva son iguales? No, existen diferentes tipos y de acuerdo con Aragón, “si queremos consumir un aceite de oliva con todo su sabor, aroma, propiedades y beneficios el primero sería el aceite de oliva virgen”.

Tipos de aceite de oliva

Aceite de oliva virgen

Este mantiene las propiedades nutricionales del zumo de las aceitunas, sin ningún tratamiento adicional, y es el de mayor pureza y calidad.

Aceite de oliva refinado

Tiene una menor cantidad de vitaminas y sustancias antioxidantes, debido a que utiliza aceites de un mayor grado de acidez o aceitunas de peor calidad.

Aceite de oliva común

Si bien es más económico que el virgen, cuenta con una mezcla de este con el refinado, por lo cual sus propiedades y beneficios no son tantas. Además, su calidad es baja.

Aceite de orujo de oliva

Al igual que el segundo tipo, el aceite de orujo de oliva debe de ser refinado para reducir su acidez, puesto que se elabora aplicando disolventes a los restos de los huesos y las pieles de las aceitunas que quedan después de la extracción del aceite.