De todo y para todos

Nuevo dispositivo puede capturar células cancerígenas en sangre, indica estudio

 (XINHUA).-Investigadores estadounidenses han desarrollado un dispositivo corporal (wearable) que puede recolectar células cancerígenas vivas directamente de la sangre en animales, de acuerdo con un estudio publicado.

El estudio publicado en la revista "Nature Communications" informó sobre el prototipo que puede ayudar a los médicos a diagnosticar y tratar de forma más efectiva el cáncer en el futuro.

"Nadie desea tener una biopsia. Si podemos conseguir suficientes células cancerígenas de la sangre, las podemos usar para saber más sobre la biología de los tumores y la atención directa para los pacientes", dijo el autor principal del artículo, Daniel Hayes, un profesor de investigación de cáncer de mama de la Universidad de Michigan.

Aunque los tumores pueden liberar más de 1.000 células cancerígenas en la corriente sanguínea en un solo minuto, los métodos actuales de extracción de sangre a menudo fallan en capturarlas, aún en pacientes con cáncer avanzado.

El nuevo dispositivo puede capturar las células cancerígenas directamente de la vena durante varias horas, y examinar volúmenes mucho más grandes de sangre, de acuerdo con el estudio.

En las pruebas con animales, el chip recolector de células en el dispositivo atrapó 3,5 veces más células cancerígenas por milímetro de sangre que la que recolectaba por extracción de sangre.

El dispositivo es tan pequeño que se puede usar en la muñeca y conectarse a una vena en el brazo. El dispositivo logra integrar todos los componentes en un solo dispositivo y así garantizar que la sangre no se coagule y que las células no saturen el procesador, y que todo el dispositivo esté completamente estéril, de acuerdo con el estudio.

Además, el dispositivo usa nanomateriales de óxido de grafeno para crear áreas densas de cadenas moleculares anticuerpos que le permiten atrapar más del 80 por ciento de las células cancerígenas de la sangre que fluye por él.

Los investigadores calculan que el dispositivo podría iniciar pruebas en humanos en tres o cinco años. Será utilizado para ayudar a optimizar los tratamientos para diversos tipos de cáncer humano permitiendo que los médicos observen si las células cancerígenas están produciendo las moléculas que sirven como blanco para muchos nuevos medicamentos contra el cáncer.