De todo y para todos

Investigadores chinos avanzan en una vacuna contra el hipertiroidismo

PEKIN.–Agosto 4 del 2019.-(Xinhua).- Investigadores chinos han logrado avances en desarrollo de vacuna contra hipertiroidismo, un padecimiento que afecta sobre todo a mujeres y otras personas mayores de 60 años de edad.

El modelo de hipertiroides de mono Rhesus probó con éxito la efectividad de la vacuna, lo cual establece una sólida base para la investigación, así como para la prevención.

Investigación

Después de cuatro años de investigación, los médicos del primer hospital afiliado de la Universidad Jiaotong de Xi’an lograron producir el modelo de hipertiroides del mono Rhesus, cuyos síntomas son similares a los de los humanos con ese mal.

Los investigadores encontraron que la aplicación de vacunas al mono recién nacido puede reducir su incidencia de hipertiroidismo.

A través de un experimento comparativo, probaron que las vacunas pueden evitar que los primates desarrollen la enfermedad, y el índice de prevención es superior a 90 por ciento.

Como los monos Rhesus tienen procesos fisiológicos y patológicos y respuestas inmunes similares a los humanos, pueden probar si la vacuna es segura y efectiva o no.

Las hormonas tiroideas controlan el ritmo de muchas actividades del metabolismo del cuerpo, como la rapidez en la quema calorías y de los latidos del corazón. Si la tiroides está demasiado activa, produce más hormonas tiroideas de las que el cuerpo necesita.

Esto se llama hipertiroidismo, cuyos síntomas pueden incluir:

Estar nervioso o irritado.

Cambios de humor.

Fatiga o debilidad muscular.

Intolerancia al calor.

Problemas para dormir.

Temblor en las manos.

Latidos cardiacos rápidos o irregulares.

Movimientos intestinales frecuentes o diarrea.

Pérdida de peso.

Bocio, que es una tiroides agrandada que puede causar que el cuello parezca hinchado.

La revista “Journal of Endocrinology” señala que el hipertiroidismo es autoinmune. La incidencia de hipertiroidismo es de 1 por ciento y la tasa entre mujeres es aún mayor, de 1.9 por ciento.

La exploración de nuevos métodos de prevención y tratamiento del hipertiroidismo, especialmente el desarrollo de vacunas contra, siempre ha sido un importante proyecto en el campo de la endocrinología.