Inicio

Trabajadores en México, futuro incierto tras el regreso a la normalidad

Junio 2 del 2020.-(Agencias  / Foto especial).-El virus SARS-CoV-2 (Covid-19) no solo ha cobrado la vida de miles de personas de todo el mundo, sino que también está generando una crisis económica que, según expertos, no se había visto en décadas, y esto ha desencadenado desempleo; ahora, el futuro de los trabajadores despedidos, emprendedores o, jóvenes recién egresados de las universidades, es incierto.

A finales de marzo, el Consejo de Salubridad General de México declaró emergencia nacional sanitaria ante el coronavirus, por lo que todas las actividades no esenciales fueron suspendidas hasta que la pandemia estuviese controlada. Desde ese momento, la constante en las empresas fueron los despidos.

A pesar de que en México, durante enero y febrero del 2020 se generaron 192,094 empleos formales, desde el 18 de marzo hasta el 28 de abril se perdieron 707,055, una cifra poco impactante si la comparamos con los empleos perdidos en el mes de abril en Estados Unidos que fueron 20.5 millones de despidos, sin embargo, en el país vecino usan criterios diferentes para medir este situación, por lo que no es una justa comparación.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Infonavit, hasta el 18 de marzo había en México 20 millones 459 mil 241 trabajadores formales y antes de que finalizara el mes de abril eran 19 millones 752 mil 186 trabajadores, es decir, 707,055 personas se quedaron sin trabajo consecuencia de la pandemia.

Las estadísticas de los dos institutos señalan que en promedio se perdieron 17 mil 676 empleos por día. La Ciudad de México, Quintana Roo y Nuevo León, son las entidades donde más se reportaron despidos a partir de esa fecha.

Aunque este lunes comenzó la llamada “nueva normalidad” se desconoce si persistirán los despidos en las mismas cantidades como en marzo y abril, pero ambas dependencias establecieron que se perderán entre 900,000 a dos millones de empleos.

Sin embargo, hace apenas una semana el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo, a través de un video publicado en sus redes sociales, que con base en cálculos más recientes, se espera que al finalizar la pandemia se hayan perdido alrededor de un millón de empleos, y apuntó que en mayo los despidos tuvieron una desaceleración en comparación al inicio de la contingencia sanitaria.

¿Qué tan complicado será volver a tener un empleo?

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la emergencia provocada por el Covid-19 tendrá un “gran impacto” socioeconómico entre las personas de 15 a 24 años, pues son las más vulnerables dentro del mercado laboral, debido a su poca experiencia. Ello provocará un aumento del empleo informal, advirtió Berenice Ramírez López, integrante del Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

José Ángel Gómez, recién egresado de la licenciatura en Administración de la Universidad Veracruzana, narró para Expansión que derivado de esta contingencia, todas las empresas detuvieron sus actividades y las contrataciones, por lo que hasta el momento, la su objetivo por conseguir un trabajo formal ha quedado en pausa.

“Mi idea era irme a una ciudad grande a buscar oportunidades, pero hoy reviso los portales de empleo y no hay nada. Estamos en plena contingencia, pero las cosas no parecen cambiar mucho”, comentó.

Las personas que han optado por emprender su propio negocio tampoco visualizan un buen futuro. Álvaro, quien optó por omitir nombre completo, es egresado de la licenciatura de Comunicación de la UNAM, tenía una casa productora donde realizaba trabajo de marketing y la organización de eventos, pero con la pandemia su negocio quebró, “dos meses bastaron para tener que cerrar mi negocio y despedir a mis compañeros y amigos”, mencionó.

Reconoció que esta situación lo mantiene en incertidumbre ya que deberán transcurrir varios meses para retomar las actividades que y generar sus propios ingresos.

El panorama entre estos dos grupos, y el de las personas despedidas al inicio de la pandemia es completamente incierto. Especialistas a señalan que al reactivarse las actividades económicas quienes conseguirán un empleo rápidamente son los de experiencia.

Sin embargo, otros apuntan que las oportunidades las tendrán los jóvenes sin experiencia: “La ventaja que tienen los recién egresados es precisamente que no tienen experiencia, por lo que pueden crear su propia metodología, su propio producto y son una hoja blanca para cerrar lo que sea. Aunque se requiere disciplina y enfoque para mantener sus objetivos”, apuntó Saskia de Winter, fundadora de la firma de capacitación empresarial del mismo nombre.